24 jul. 2015

Así se cultivaba el trigo en Jérez del Marquesado

Barcina en Jérez del Marquesado

A lo largo del tiempo, el trigo, se cultiva por ciclos anuales, se ha iniciado arando y abonando la tierra, a finales de verano o primeros de otoño, antes de las primeras lluvias.

El arar o labrar la tierra, se hacía con el tiro de mulos o bueyes, los cuales arrastraban un arado, que básicamente es un mástil, sujeto por un travesaño al cuello de los animales del tiro, y con otro travesaño dirigido al suelo, acabado en pico o incluso en una pieza en forma de "V" para ir abriendo surcos en el suelo, moliendo la tierra.
Una vez acabado de labrar el campo, poco tiempo antes de que empiece la temporada de lluvias, o con las primeras, se procede a sembrar, que es ir esparciendo el grano por el campo labrado, y posteriormente, se volvía a dar otro labrado para envolver el grano en la tierra.
A partir de aquí, solo cabría esperar que el tiempo acompañase: lluvias, a poder ser moderadas, tiempo soleado, que el cultivo creciera adecuadamente, que no hubiera plagas, pidendo a nuestra patrona que los pájaros no decidieran comérselo, ...y esperar el tiempo de ser recogido.
Para mayo, las siembras, dependiendo del tiempo que ha tenido, empieza a cambiar de color. Del verde oscuro hasta amarillo pasando por una tonalidad preciosa de verdes suaves, dignos de ver y transportandote a un paraiso al olerlos y cerrar los ojos.
A mediados de junio, aproximadamente, daba comienzo la recolección de las espigas de trigo.

Una cuadrilla de trabajadores, se reunían al amanecer en el borde de la siembra, y con hoces, guadañas y demás herramientas destinadas al trabajo de cortar y recolectar el trigo empezaban la tarea, que se extendía de sol a sol, haciendo un pequeño descanso para comer.
Antes de acabar la jornada había que recoger todo lo recolectado, cargarlo en carretas, y trasportarlo hasta las eras, para que una vez trillada la parva, se pudiera ablentar y separar el grano de la paja.
La trilla consistía en pasar una y otra, y otra, y otra, con los mulos, burros, o cualquier otro animal que se dispusiera, con una plataforma de madera con lascas de piedra o metálicas, o también con trillos -éstos ya mucho más modernos-, por encima de las espigas, con el objetivo de desgranarlas y soltar completamente los granos, separándolos así de la parte inservible para el alimento humano.
Los trillos son una plataforma con un cuadro metálico y atravesado con maderas, con una silla metálica - la silla es opcional- encima de la misma, varios ejes con ruedas dentadas bajo dicha plataforma, para desgranar las espigas, y un enganche en la parte delantera, para ser arrastrado por los animales de tiro, y así, poder realizar su función.

Una vez trillada la parva, se ablentaba. Solía hacerse en fechas próximas a San Juan, ya que es cuando corría una suave brisa. Ablentar, era un trabajo que consistía en levantar la mezcla de grano, paja y polvo, con una horca, y echar la mezcla al viento, para que éste se encargue de separar el grano de la paja y del polvo, llevándose lo inservible, y dejando el grano, para su almacenamiento y aprovechamiento humano, ya sea comerciándolo o para uso propio.
Este sábado día 25 de Julio tenemos la oportunidad de ver como nuestros padres y madres, hermanos y hermanas, tíos y tias, abuelos y abuelas hacían esta tarea, que hoy en día se realizan con máquinas en un día o incluso en horas, pero que ellos tardaban días, semanas y meses... Es una oportunidad que nos brindan los costaleros de Nuestra Patrona "La Tizná", que este año honran el cincuenta aniversario de la Coronación de Nuestra madre siendo los presidentes de las fiestas que cada año se celebran en su honor.

Os pasamos el programa que ellos han elaborado y que puedes encontrar en su página de facebook:

7:30h: Lugar de encuentro Hotel Rural Picón Jérez, para dirigirse al campo

8:00h: Salida para la cequia del medio para comenzar la siega.

11:30h: Barcina

13h: Tender la par va

14h: Migas y gazpacho del segaor (5€)

17h: Trilla

19:30h: Recoger la parva y ablentar

23h: Actuación musical

Seguro que nos lo pasamos genial, un día diferente en el que aprenderemos mucho....

Saludos,

Beatriz Fernández Gómez

No hay comentarios:

Publicar un comentario