13 abr. 2016

Hacer jabón casero

¿Sabíais que un solo litro de aceite usado que tiramos por el fregadero puede contaminar 50000 litros de agua?

¡Recicla el aceite usado!..... ¿Cómo? Haciendo jabón casero.

Siempre es bueno que algo tóxico y que ensucia, se convierta en algo útil y que limpia.

Consejos antes de empezar

-Buscar un lugar al aire libre o con mucha ventilación.
-Usa guantes, la soda cáustica es un material muy corrosivo y no debe entrar en contacto con tu piel.
-Evitar respirar los vapores

Receta:


¿Qué necesitamos?

-5 litros de aceite para reciclar (restos de conserva, de fritos, etc).
-5 litros de agua
-1kg de sosa cáustica Es importante que la sosa sea en escamas

¿Cómo se hace el jabón?

Mezclar el agua con la sosa cáustica en un barreño amplio (darle vueltas mientras se deja caer la sosa lentamente).
Cuando la mezcla anterior está disuelta, añadir el aceite.
Darle vueltas sin parar durante unos 20 minutos.
Dejar reposar y seguir dándole vueltas cada 5 o 10 minutos hasta que empiece a endurecer.
Después se echa en un molde forrado con varias capas de papel de periódico para que vaya absorbiendo el agua que suelte el jabón, y sobre este pondremos dos capas de papel de horno, para que así no se quede la parte inferior impregnada de la tinta del periódico.
Se deja hasta el día siguiente, se desmolda y ya se puede cortar.

¿Qué utilidades tiene?

-Para lavar la ropa: le quita las manchas, las desinfecta y la deja muy blanca.
-Para el cuerpo es muy buena como cicatrizante. Especialmente recomendable para tratar las rozaduras y heridas de personas enfermas que están encamadas.
-Recomendado para todo aquel que tenga problemas de hemorroides, es bueno lavarse con agua fría y con este jabón.
-Diluido con agua y pulverizado sobre las plantas, elimina el pulgón y otras plagas.
-Cuida el medio ambiente y nuestros bolsillos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada