21 dic. 2016

Historia y origen de la lotería de Navidad

La lotería, como sorteo en el que los españoles compran un boleto con un número y optan a conseguir un premio de dinero, nace en el siglo XVIII. De mano del Marqués de Esquilache, este sorteo se constituyó como un sorteo de carácter benéfico, para ayudar a hospitales con ese dinero y servir a otras causas nobles y obras caritativas.

Si queremos saber de dónde surge la Lotería de Navidad tenemos que remontarnos a la época de las Cortes de Cádiz, en esta temporada al ministro de la Cámara de Indias se le ocurrió realizar un juego para aumentar la economía del país. Literalmente expresó que la Lotería de las fechas navideñas sería “un medio para aumentar los ingresos del erario público, sin quebranto de los contribuyentes”.
La primera vez que se realizó el sorteo de la famosa Lotería de Navidad (aunque aún no se llamaba así) fue el 18 de diciembre de 1812. No es coincidencia que fuese precisamente el mismo año que fue proclamada “La Pepa” la Constitución de Cádiz de 1812.

El nombre que se le concedió fue el de “Lotería Moderna”, y fue para poner distancia entre esta nueva concepción de sorteo y la que ya existía, la conocida “Lotería Primitiva” que se puso en marcha por orden del Marqués de Esquilache. Se quiso fomentar la idea de una lotería nueva, fresca, atrayente, para que los españoles comprasen más lotería.
Para que la Lotería de Navidad que hoy todos conocemos se empezase a denominar por este nombre tendríamos que esperar 80 años. Pues no fue hasta el día 23 de diciembre de 1892 cuando se bautizó este sorteo como “Sorteo de Navidad”. Además, hicieron falta 5 años más para que esta onomástica apareciese reflejada en los boletos de lotería.

La tradición del Sorteo de Navidad encierra más tradiciones, que se repiten año tras año desde el primer sorteo. Y una tradición que es inquebrantable es la de los niños de San Ildefonso.
Los niños de San Ildefonso fueron los protagonistas ese 18 de diciembre de 1812 y siguen siéndolo cada año el día 22 de diciembre. Son los encargados de “cantar los premios”, de decir en voz alta los números premiados con un soniquete especial que se nos mete a todos en la cabeza cada Navidad.
Durante 101 años los números no eran bolas que se introducían en un bombo, estaban impresos en trozos de papel. A partir del año 1913, entró en vigor el sistema de bolas de madera dando vueltas en bombos que hoy continuamos utilizando.

Ahora, en nuestros días, cada 22 de diciembre la ilusión y los números cantados por los niños de San Ildefonso se cuelan en decenas de miles de hogares españoles, acompañados de un buen café, o una taza de churros con chocolate.
Gracias a la afamada Lotería de Navidad, los españoles optan a premios diversos.




Curiosidades:

Curiosidades del Sorteo de Lotería de Navidad, a lo largo de estos 202 años, ha habido muchas.
Podemos empezar diciendo que en el primer sorteo realizado, en el año 1812, los jugadores apostaron 40 reales por boleto, esperando hacerse con los 8000 pesos del primer premio.
Este primer premio recayó en el número 03604. Un dato importante es lo que ha subido el importe, de 8000 pesos (433,60€ apróx) a 400.000€, que es la cantidad que toca con el “primer premio de la Lotería de Navidad” en la actualidad.
Otras historias curiosas son las anécdotas de los afortunados que se hacen con el premio cada año.
Así por ejemplo podemos contar la historia del malagueño que, en el año 1949, acudió a la Oficina de Correos asegurando saber el que sería el premio “Gordo”, pues lo había soñado. Indicó que el número premiado sería el 55.666, y efectivamente este número resultó el afortunado.
O en el año 2009, cuando un inmigrante que contaba con 0€ en su cuenta se hizo con el primer premio.
O aquella jefa de inmobiliaria que compró boletos para sus trabajadores del mismo número pero también se hizo con otro número diferente para ella y este resultó el número del primer premio.
Y como no recordar aquellos amigos sevillanos, que compraron un décimo en Sevilla y otro en Madrid y ambos resultaron ser el primer y el segundo premio de la Lotería de Navidad de ese año.
Y para terminar, casi siempre vemos que alguien que se encuentra en el Teatro Real se lleva un premio. En el año 2013 fue Jesús Lorente, una de las personas que había entre el público asistente al Sorteo, llevaba el 79.712, número ganador del Segundo Premio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario